Invertir en marketing digital para salir de la crisis

Invertir en marketing digital para salir de la crisis

A diferencia de lo que solemos hacer, hay que tener una mirada estratégica puesta en el futuro y es que no olvidemos que esta crisis es estacional y, antes o después, saldremos de ella. Por esto mismo, entender los patrones de comportamiento y sus implicaciones son claves para desarrollar una estrategia digital en tiempos de incertidumbre.

El impacto del Covid-19 en el ecosistema digital 

Como en todas las guerras, y esta no deja de ser una, hay sectores que se están viendo beneficiados y otros muy perjudicados, pero la respuesta está en cómo invertir en estrategias y herramientas online. La agencia eStudio34 ha realizado un estudio donde muestra que las categorías más afines a la etapa de confinamiento son aquellas que nos permiten conocer la última hora del virus y, por otro lado, las que nos facilitan la vida en época de confinamiento: Medios de Comunicación y Noticias (35%); Finanzas (30%); Comida (22%) y Salud (15%). Por el contrario, los sectores empresariales con mayor número de pérdidas son: el Turismo (47%); Construcción (18%); Publicidad (17%); Fabricación (16%); Transporte (15%); e Inmobiliaria (15%).

En cuanto a publicidad, destacan en beneficio y perjuicio los mismos sectores, pero con una apuesta clara del sector belleza y cuidado personal en un 41%, mientras que el sector retail, aunque se vio perjudicado durante el inicio de la crisis sanitaria por una incertidumbre económica y laboral, estos días de confinamiento han hecho que haya repuntado y se hayan triplicado sus búsquedas.

En época de crisis, Internet no entiende de edades ni sexos

Si nuestros hábitos de compra ya habían empezado a tomar otras direcciones, debido a la inmersión en nuestras vidas de empresas como Amazon o Ebay, a medida que el nuevo Coronavirus barre el mundo, los consumidores se ven ahora obligados a cambiar drásticamente sus comportamientos de consumo y compra, dependiendo así de la conectividad digital para realizar prácticamente cualquier gestión.

Según Alibaba, el número de pedidos de comestibles realizados por usuarios entre 50 y 60 años ha sido cuatro veces mayor durante esta época de crisis y, Miss Fresh, otro minorista en línea en China, afirma que sus usuarios mayores de 40 años han aumentado un 237% durante el período de confinamiento por el Covid-19.

Con estas cifras no podemos mirar para otro lado. Para los mercados con e-commerce desarrollado y en desarrollo, los escenarios creados por la propagación de Covid-19 son indicadores importantes de lo que esto puede significar para sus negocios.

En España, si comparamos la semana del 24 de febrero 2019 con la misma en 2020, existe un incremento del 60% para las ventas de consumibles online, y en Francia e Italia supera ya el 80%. El conglomerado de medios Nielsen ha identificado seis etapas de comportamiento del consumidor relacionadas directamente con las preocupaciones por el Covid-19:

  1. Compra proactiva (orientada a comida y salud)
  2. Gestión de salud reactiva (protección con mascarillas y productos de higiene)
  3. Preparación de la despensa (grandes compras de comida)
  4. Preparación para la vida en cuarentena (incremento de consumo y compras online)
  5. Vida restringida (límites de stock y búsqueda de alternativas)
  6. Vivir con ‘normalidad’ (vuelta a la normalidad, pero con más restricciones de higiene)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *